Tradicionalmente, la mejor forma de conocer la oferta de un bar era echando un vistazo a las pizarras colocadas de forma estratégica en los lugares de mejor visibilidad; en ellas leíamos especiales recomendaciones y toda la información más actualizada y completa que se renovaba varias veces al día. La nueva era digital ha transformado la forma de comunicación y esto también tiene su repercusión en los bares. El crecimiento del sector pasa por la adaptación de los locales a los nuevos hábitos de la sociedad del siglo XXI, donde cobra gran importancia el factor visual a todos los niveles por